En unos tiempos en los que la lucha contra el cambio climático fomenta prácticas más sostenibles, apostar por una conducción eficiente se convierte más en una obligación que en una sugerencia. Te contamos cómo conseguirla.

EN ESTE ARTÍCULO ENCONTRARÁS

  1. ¿En qué consiste una conducción eficiente?
  2. ¿Cómo conseguir una conducción eficiente?

¿En qué consiste una conducción eficiente?

La contaminación de las ciudades se ha convertido en uno de los grandes problemas del planeta a la hora de frenar las consecuencias del cambio climático. Y uno de los principales motivos se debe a la presencia de tantos vehículos pero, especialmente, a nuestra forma de conducir

Por ese motivo, además de las nuevas versiones de coches híbridos y otros complementos implementados que ayudan a reducir la emisión de CO2, también el propio conductor puede convertirse en motor (nunca mejor dicho) de esos pequeños grandes cambios en lo que a reducción de impacto medioambiental se refiere.

La solución reside en la llamada conducción eficiente, concepto que aboga por unas determinadas características en nuestros hábitos de conducción y que puede suponer hasta un 15% menos de la emisión de CO2 por parte de nuestro coche. 

Sigue leyendo para descubrir cómo alcanzar la conducción eficiente.

¿Cómo conseguir una conducción eficiente?

Entre las diferentes formas de conseguir una conducción eficiente, destacamos las siguientes: 

  • 1. Arrancar el motor sin pisar el acelerador: pisar el acelerador al arrancar no solo es prescindible, sino que consume combustible de forma innecesaria, tanto en lo que a nuestro bolsillo como al entorno se refiere. 

 

  • 2. Anticipar el cambio de marcha: a la hora de acelerar, hazlo de forma progresiva y sin pisar el pedal a fondo. A su vez, circular en marchas largas a revoluciones bajas también ayuda siempre que no suponga un riesgo, debiendo mantener un control total sobre el propio vehículo. 

 

  • 3. Moderar la velocidad: además de la propia seguridad del conductor y su vehículo, moderar la velocidad implica reducir el consumo de combustible y, por ende, contaminar menos. 

 

  • 4. Mantener la distancia de seguridad: en un primer momento, pensar en mantener la distancia de seguridad no solo hace alusión al espacio necesario a dejar entre tu vehículo y el de otro conductor, sino también a la hora de evitar los llamados “atascos fantasmas”, provocados por una baja cantidad de coches. Dos aspectos clave a tener en cuenta cuando aplicamos esta tendencia en la carretera. 

 

A la hora de alcanzar una conducción eficiente, en ocasiones no solo basta con nuestras buenas intenciones, sino también con los mejores aliados. 

Por ese motivo, en Hello Auto ofrecemos de forma gratuita a todos nuestros clientes el asistente Hello Auto Connect, un sistema que permite realizar un análisis por rutas y, de esta forma, verificar tu forma de conducir, contar con un propio historial de “hábitos” y corregirlos a través de los consejos del asistente a fin de mejorar tanto la seguridad como la eficiencia de tu vehículo.

¿Quieres saber más?

Grupo 13724

¡Lo Quiero!

 

 


Adrián Márquez Adrián Márquez
Artículos relacionados:

11 técnicas de conducción eficiente

Aunque muchas veces culpemos a nuestro vehículo de nuestros problemas en la carretera, quizás haya que remontarse a nuestra propia forma de conducir para encontrar el origen. O mejor: apostar por estas 11 técnicas de conducción eficiente.

Leer más...

¿Qué es un coche híbrido?

En un momento en que la revolución sostenible se ha convertido en una clara apuesta por la viabilidad del planeta, optar por el coche híbrido se convierte más en una obligación que en una sugerencia.

Leer más...

Medidas para la reducción de las emisiones CO2 de los coches

En un mundo donde la transición sostenible se ha convertido en una obligación más que en una simple sugerencia, tomar conciencia de las emisiones de CO2 de los coches se convierte en una de las principales medidas.

Leer más...