A medida que las hojas caen y las temperaturas descienden, los propietarios de vehículos eléctricos deben plantearse llevar a cabo prácticas especiales de mantenimiento con las que asegurar un rendimiento óptimo de sus automóviles.

El invierno trae consigo desafíos únicos para la movilidad eléctrica, pero con algunos consejos prácticos y sencillos de aplicar, tu coche eléctrico puede seguir siendo un compañero de viaje de lo más fiable y eficiente. Por eso hemos preparado una breve guía con la que asegurarte de disfrutar de las mejores condiciones para tu automóvil eléctrico también en invierno.

Cómo el frío afecta a los vehículos eléctricos

La batería del coche y el frío no se llevan excesivamente bien, por lo que las bajas temperaturas pueden influir significativamente en el rendimiento de los vehículos eléctricos, reduciendo su eficiencia y disminuyendo la autonomía del vehículo. Además, la energía adicional requerida para calentar el interior del coche puede también mermar la capacidad de la batería.

Los sistemas regenerativos de frenado, que son cruciales para la eficiencia de los vehículos eléctricos, también pueden verse afectados, ya que las baterías frías no son tan eficientes en la absorción de energía. Por tanto, es esencial adaptar el mantenimiento del coche eléctrico y su uso durante el invierno para contrarrestar estos efectos.

Cuidado de las baterías en invierno

El corazón de tu vehículo eléctrico, la batería, necesita atención especial durante el invierno. 

  1. Para maximizar su vida útil y rendimiento teniendo en cuenta que el frío descarga las baterías, es recomendable mantener el vehículo en un lugar cálido, como un garaje, para protegerlo de las temperaturas extremas.
  2. Por otro lado, es aconsejable mantener la batería cargada entre un 50% y un 80% para evitar la degradación en climas fríos.
  3. También es importante recordar que la carga puede ser más lenta en temperaturas bajas, así que planifica tus recargas con anticipación.

Evitar la descarga completa de la batería y realizar cargas más frecuentes, pero menos prolongadas, puede ayudar a mantener la batería en las mejores condiciones durante las estaciones más frías del año.

Sistemas de calefacción y climatización

Los sistemas de calefacción y climatización en los vehículos eléctricos son vitales durante el invierno, pero también consumen un volumen de energía significativo de la batería.

Para optimizar su uso, procura precalentar tu vehículo mientras aún está conectado al cargador. Esto no solo proporciona un ambiente cálido cuando entras al coche, sino que también ayuda a conservar la energía de la batería para la conducción.

Además, el uso de asientos y volante calefactados es una forma más eficiente de mantenerse caliente sin sobrecargar el sistema de calefacción. Mantener un control sobre el uso de estos sistemas puede marcar una gran diferencia en la autonomía de tu vehículo durante los meses más fríos del año.

Neumáticos de invierno y tracción

La elección de neumáticos adecuados es crucial para garantizar una conducción segura y eficiente en invierno. Los neumáticos de invierno están diseñados para ofrecer una mejor tracción en condiciones de frío, hielo y nieve. Estos neumáticos se componen de una mezcla de caucho especial que se mantiene flexible a bajas temperaturas, lo que mejora el agarre. Además, su diseño de banda de rodadura permite una mejor evacuación del agua y reduce el riesgo de aquaplaning.

Es importante revisar regularmente la presión de los neumáticos, ya que el frío puede causar una disminución en la presión, afectando la tracción y la eficiencia del combustible. La inversión en un buen juego de neumáticos de invierno puede marcar una diferencia significativa en la seguridad y el manejo de tu vehículo eléctrico durante los meses más fríos.

Mantenimiento del sistema de frenado

El sistema de frenado en los vehículos eléctricos puede verse afectado por las bajas temperaturas. Es por esto que llevar a cabo un mantenimiento de tu coche eléctrico regular es esencial para asegurar su correcto funcionamiento.

  • En invierno, por tanto, es importante verificar el nivel de líquido de frenos y asegurarse de que no haya fugas.
  • Además, las pastillas y discos de freno deben ser inspeccionados para detectar posibles desgastes o daños.
  • Dado que los utilizan frenado regenerativo, es crucial asegurarse de que este sistema funcione eficientemente, ya que contribuye tanto a la frenada como a la recarga de la batería.

Una revisión profesional antes de la temporada de invierno puede ayudar a identificar y solucionar este tipo de problemas potenciales.

Preparación de un kit de emergencia para invierno

Tener un kit de emergencia para el invierno en tu vehículo eléctrico es especialmente importante durante los días más fríos del año.

Este kit debe incluir elementos básicos como los siguientes:

  • Manta térmica.
  • Guantes.
  • Gorro.
  • Bufanda.
  • Linterna con baterías de repuesto.

También es aconsejable llevar una pala pequeña, sal o arena para ayudar con la tracción en caso de quedar atascados en la nieve.

No olvides incluir un cargador portátil para el teléfono móvil y algunos snacks y agua. Además, es útil tener cables de arranque y un kit de primeros auxilios. Estar preparado para posibles emergencias puede marcar la diferencia si te encuentras ante una situación inesperada en la carretera.

Carga en condiciones de frío

La carga de vehículos eléctricos en condiciones de frío requiere de ciertas precauciones adicionales. Las bajas temperaturas pueden ralentizar el proceso de carga y reducir la eficiencia de la batería, por lo que es indispensable tener esto en cuenta a la hora de programar las recargas. Es recomendable utilizar un cargador de nivel 2, ya que son más eficientes en climas fríos en comparación con los cargadores estándar de nivel 1.

Por tanto, si es posible, programa la carga para que el vehículo esté listo y completamente cargado justo antes de tu próximo viaje. Esto asegura que la batería esté en su temperatura óptima, mejorando tanto la eficiencia de carga como la autonomía del vehículo. Además, considera la posibilidad de instalar una estación de carga en casa, en un área protegida, con el objetivo de minimizar la exposición de tu coche eléctrico a temperaturas extremadamente bajas durante un momento tan crítico como la recarga de sus baterías.

Controlar hasta el último detalle del mantenimiento de tu coche eléctrico en invierno teniendo en cuenta que el frío descarga las baterías y afecta a distintos aspectos de tu vehículo, es esencial para prevenir y saber cómo reaccionar ante posibles contratiempos.

hello-auto-connect-gratis

¡Lo Quiero!

 


Artículos relacionados:

Los coches más robados en España. ¿Estás asegurado?

Protege tu vehículo con una cobertura de robo. Te contamos cuáles son los modelos de coches más robados en España y en qué zonas se producen más robos.

Leer más...

Coches eléctricos: el futuro de la conducción

Descubre lo que rodea el mundo de los vehículos eléctricos. Desde los puntos de recarga a la autonomía, las prestaciones o los coches autorrecargables.

Leer más...

Detección de radares: ¿es legal? ¿qué detectores existen?

¿Te preocupa la legalidad de los dispositivos de detección de radares y cómo evitar multas? Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber sobre los detectores de radares para coches en España. Averigua cuáles son los dispositivos permitidos, cuáles están prohibidos y cómo funciona cada uno de ellos. ¡Así podrás beneficiarte de una conducción más segura y sin sorpresas en la carretera!

Leer más...