Cuando conducimos, nuestra atención suele centrarse en la carretera, por lo que algunas veces obviamos las señales que anuncian el posible estado de ciertos componentes del coche. Por ese motivo, te sugerimos tener en cuenta la importancia de los llamados testigos de avería.

EN ESTE ARTÍCULO ENCONTRARÁS

  1. Principales testigos de avería
  2. ¿Qué debo hacer cuando los testigos de avería alertan de un problema grave?

Principales testigos de avería

Durante los últimos años, los coches han evolucionado de tal forma que los procesos a la hora de determinar si nuestro vehículo sufre una avería se divide en múltiples atajos. Y uno de ellos, quizás más infravalorada de lo que parece, engloba los llamados testigos de avería

Tal y como su nombre deja intuir, los testigos de avería son pictogramas de colores ubicados en el panel posterior al volante, los cuales informan de un posible problema o avería en el vehículo, ya sea de forma temprana o urgente. 

Aunque siempre dependerá del modelo y tipo de coche, pueden existir hasta cien tipos de testigos de avería diferentes; ramificaciones que anuncian el estado de los diferentes componentes del vehículo alertando a través de tres tipos de luces diferentes: 

 

  • Color rojo: Cuando el testigo se enciende con este color significa que el problema es grave, motivo por el que detener el coche lo antes posible es primordial. 

 

  • Color amarillo o ámbar: Indica una amenaza de avería más leve que la anterior pero que, igualmente, incita a parar el coche o llamar a un número de asistencia.

 

  • Color verde: También en color azul o blanco en función del modelo, este testigo confirma el buen estado de los componentes, por lo que no debemos preocuparnos.

 

Una vez asimiladas las posibles opciones cromáticas de los testigos de avería, resaltamos los más importantes:

 

Motor

Considerado como una de los testigos de avería del coche más temidos, el del motor alerta de un posible problema en este componente, si bien nunca especifica cuál. En cualquier caso, puede deberse a ocho opciones diferentes: fallo en el sensor de oxígeno, avería de la tapa de combustible, fallo del catalizador, problema con la bobina de encendido, fallo en el caudalímetro avería de las bujías, fallo del termostato o avería en la válvula EGR. Sea cual sea el problema, detener el coche lo antes posible y llamar al número de asistencia siempre será imprescindible.

Aceite

Si este icono en forma de “aceitera” se vuelve rojo o ámbar, indica que el nivel de aceite ha disminuido. Ante ello, lo más recomendable es aparcar el vehículo en lugar seguro y comprobar el nivel de aceite del motor. Si no sabes cómo hacerlo, recomendamos revisar el manual de instrucciones.

Temperatura

Este testigo es uno de los esenciales a la hora de entender el funcionamiento del motor. Entre los motivos que pueden indicar este icono en amarillo o rojo encontramos desde la posibilidad de sobrecalentamiento del motor hasta un fallo en el sensor de la temperatura del líquido refrigerante.

Inflado de los neumáticos

Este icono indica que, en efecto, la presión de inflado del neumático ha disminuido. En caso de que el testigo esté parpadeando, significa que existe un fallo de control de presión en el mismo.

 

¿Qué debo hacer cuando los testigos de avería alertan de un problema grave?

Aunque no todos los testigos de avería pueden indicar el mismo nivel de gravedad, se recomienda que, en caso de la presencia testigos en color rojo, el coche sea detenido lo antes posible. Si te sucede en una autovía o carretera transitada, recomendamos detener el vehículo en el arcén y tratar de salir por la puerta contigua a esta sección.

Una vez analizado el testigo, siempre puedes consultar las instrucciones en el manual del fabricante, si bien recomendamos encarecidamente llamar al número de asistencia para, posteriormente, pasar por un taller que pueda aportar un diagnóstico claro. 

Si el color es amarillo, en la mayoría de los casos tú mismo podrás conducir hasta el taller, si bien conviene hacerlo cuanto antes. 

Aunque los testigos de avería son imprescindibles, contar con un asistente virtual que ofrezca opciones como “Gestión de mantenimiento” a fin de analizar posibles averías antes que el propio testigo, siempre será mejor. Si tú también estás de acuerdo, el asistente Hello Auto Connect, gratuito con la contratación de uno de los tres seguros de Hello Auto está hecho para ti.

 

¿Hablamos de seguridad?

 

Grupo 13724

 

¡Lo Quiero!

 


Nico Gálvez Nico Gálvez
Artículos relacionados:

Ruidos en el coche y posibles averías

Te presentamos las características principales de los cinco ruidos más comunes en un coche y cómo identificar posibles averías a través de los mismos.

Leer más...

¿Hay que revisar el coche después de las vacaciones?

Los vehículos suelen revisarse antes de iniciar el verano pero, ¿Y cuando acaba este periodo? Consulta aquí qué es lo más recomendable en este caso.

Leer más...

¿Qué es el catalizador de un coche y para qué sirve?

 

Te explicamos qué es, cuál es su función y cuales son los componentes del catalizador, que es uno de los elementos más desconocidos de un coche. Leer más...