Descubre a qué nos referimos con coberturas en un seguro de coche y conoce las características de las más habituales a la hora de asegurar un vehículo.

EN ESTE ARTÍCULO ENCONTRARÁS

  1. Responsabilidad civil
  2. Asistencia en viaje
  3. Rotura de lunas
  4. Robo
  5. Incendio
  6. Seguro del Conductor
  7. Daños Propios
  8. Defensa o protección jurídica
  9. Daños cinegéticos
  10. Coche de sustitución
  11. Reclamación de multas
  12. Retirada de carnet

 

A la hora de contratar un seguro para el coche aparecen múltiples variedades según las coberturas incluídas en cada una. Pero, ¿a qué nos referimos con coberturas a la hora de asegurar un vehículo? Este término hace alusión a las diferentes protecciones contratadas con la compañía de seguros para el conductor o conductores y el vehículo.

 

En otras palabras, una cobertura es uno de los aspectos en los que nos da protección una aseguradora tras haber llegado a un acuerdo con ella. En este sentido, cabe destacar que las coberturas son muy variadas y dependen de las necesidades y deseos de cada cliente o vehículo. Así, cuantas más coberturas tenga nuestro seguro, más protegidos estaremos ante cualquier imprevisto o problema con el coche.


A continuación, se presentan las coberturas más habituales a la hora de asegurar un vehículo. Conocerlas a fondo será muy importante para que escojamos un seguro de coche que se adapte a nuestro objetivo o necesidades en carretera.

Responsabilidad civil

 

La cobertura de responsabilidad civil es la que se refiere a la protección y posterior indemnización por los daños, tanto materiales como físicos, ocasionados en un accidente de tráfico a otro conductor, vehículo o peatón, entre otros. Esta cobertura destaca por ser la más importante de todas, siendo obligatoria en España para todos los conductores. 


Por tanto, cualquier vehículo dado de alta en territorio español deberá de tener un seguro obligatorio que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil del conductor por los daños a personas o bienes en un accidente de tráfico.

Asistencia en viaje

 

Esta cobertura tiene que ver con los imprevistos que pueden surgir por averías o accidente de coche en carretera. Así, si se contrata la asistencia en viaje en el seguro del vehículo, la aseguradora asistirá a los viajeros del mismo en el caso de que surja un problema durante un viaje.


Según la compañía de seguros, esta cobertura tendrá unas especificaciones u otras dependiendo de lo acordado: recogida en taxi, servicio de grúa, coche de sustitución para proseguir el viaje, alojamiento...

Rotura de lunas

 

La rotura de la luna del coche es más habitual de lo que se piensa. Este problema en el vehículo puede surgir tanto a partir de una piedrecita que salte en la carretera como de un accidente o acto vandálico. Por ello, es muy normal que los seguros de coche incluyan una cobertura de rotura de lunas, que no es más que la protección del coste económico por este hecho.

Hay aseguradoras que combinan esta cobertura con el hecho de contar con un coche de sustitución mientras se repara la luna en el taller o la asistencia en viaje, entre otras modalidades.

Robo

 

En esta cobertura, la aseguradora se compromete a proteger y cubrir todos los gastos que puedan producirse para el conductor después de un robo o intento de robo de su coche. En este último aspecto, se incluye cualquier perjuicio ocasionado en el vehículo por el ladrón, como rotura de la cerradura o del cristal, entre otros.

Aquí hay que señalar que cada compañía de seguros de coche establece diferentes condiciones en esta variedad y todo dependerá de lo que se tenga contratado en cada momento por el asegurado.

Incendio

 

La cobertura de incendio en el seguro del coche es otra de las más habituales y, como su propio nombre indica, cubre los daños ocasionados de manera directa por un incendio. Esto también suele hacer alusión a los desperfectos que se produzcan por el humo, el vapor o los medios utilizados para extinguir el fuego, entre otros. 


La mayoría de aseguradoras incluyen en esta cobertura el traslado del coche incendiado o los costes para apagar el fuego, además de la correspondiente indemnización por daños personales y en el vehículo.

Seguro del conductor

 

La cobertura conocida como seguro del conductor es una modalidad que suele incluirse en los seguros a todo riesgo, aunque también se puede contratar de manera adicional con un seguro de terceros. Esta cobertura tiene como finalidad aportar un respaldo al conductor en el caso de que sufra un accidente del que sea responsable.


De este modo, la cobertura de seguro del conductor aportará protección o indemnización en caso de daños personales en un accidente de coche. Las aseguradoras cubrirán cualquier gasto producido por el daño (tratamientos, traslados…), así como el pago de una cuantía en calidad de indemnización, ya sea directa para el conductor o para su familia en caso de fallecimiento.

Daños propios

 

Esta cobertura iría en la línea de la anterior, la del seguro del conductor, y tiene que ver con el pago por parte de la aseguradora de los desperfectos ocasionados en el vehículo o bienes propios en un accidente en el que el asegurado ha tenido la culpa. 


Como ocurría en la modalidad anterior, la cobertura por daños propios va incluida en los seguros a todo riesgo. Además, se debe señalar que en esta cobertura por daños propios sólo se atiende a los desperfectos materiales.

Defensa o protección jurídica

 

Como su propio nombre indica, la defensa o protección jurídica en un seguro de coche tiene que ver con el respaldo legal del asegurado por parte de la compañía de seguros. En esta cobertura, la aseguradora asume cualquier reclamación o defensa del conductor en el caso de pleito legal por causas de tráfico.


La defensa o protección jurídica recoge cualquier asistencia, ya sea a nivel judicial o no, para el asegurado, que tendrá cubiertos los gastos de toda la defensa penal en cualquier caso que tenga que ver con su condición de conductor de un vehículo.

Daños cinegéticos

 

La cobertura por daños cinegéticos se refiere a la que respalda al conductor en caso de que se atropelle a alguna de las consideradas especies cinegéticas en cualquier carretera o vía pública. 


Esto quiere decir que la aseguradora cubrirá cualquier daño material ocasionado al vehículo en este incidente, donde los desperfectos suelen ser muy elevados por el tamaño de dichos animales.

Coche de sustitución

 

Esta variedad dentro de las coberturas de un coche tiene varias opciones. Desde contar con un coche de sustitución en caso de avería hasta el hecho de disponer de un vehículo cuando perdemos el nuestro por cualquier causa durante un viaje. 


Pero, sin duda, la esencia de esta cobertura es ofrecer un coche que sustituye al habitual en caso de accidente o avería, siendo la sustitución momentánea hasta que se recupere el coche propio.

Reclamación de multas

 

Esta cobertura se ofrece para llevar a cabo toda la gestión en el reclamo de las multas de tráfico del conductor. La compañía aseguradora se hace cargo de todos los gastos legales y de cualquier trámite que haya que realizarse por esta cuestión. 


De este modo, la cobertura de reclamación de multas implica una protección para el conductor en el caso de sufrir una sanción de tráfico que quiera reclamar por considerar que es injusta o por otras razones.

Retirada de carnet

 

La cobertura por la retirada de carnet en un seguro de coche es la que tiene incluida una indemnización para el conductor en caso de que se dé esta circunstancia. En este ámbito, cada aseguradora tendrá sus propias condiciones para esta cobertura, que tiene como objetivo cubrir los perjuicios provocados al no poder conducir un coche.

 

Por otro lado, hay que saber que esta cobertura sólo es efectiva cuando la pérdida de puntos es por motivos administrativos (multas de tráfico…) no por causas penales, como conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, entre otras.

 

Por último, la cobertura de elección de taller en un seguro de coche es la que facilita al conductor la posibilidad de escoger la opción que más le guste a la hora de reparar el vehículo. Así, se podrá elegir el taller de confianza para cualquier reparación del coche.


Esto no se daría cuando es necesario hacer el peritaje tras un accidente o incidente en carretera, ya que esta revisión se debe realizar en un lugar pactado con la compañía del seguro del coche.

 

 

 

hello-auto-connect-gratis

¡Lo Quiero!

 


Víctor Arriero Víctor Arriero
Artículos relacionados:

Las aseguradoras de coches siguen dando cobertura durante el coronavirus

Las compañías de seguros de coches están sufriendo en los últimos días una oleada de falsas noticias relacionadas con el coronavirus y sus consecuencias. El sector asegurador tampoco se ha librado.

Leer más...

Medidas para la reducción de las emisiones CO2 de los coches

En un mundo donde la transición sostenible se ha convertido en una obligación más que en una simple sugerencia, tomar conciencia de las emisiones de CO2 de los coches se convierte en una de las principales medidas.

Leer más...

¿Cómo se mide la autonomía homologada de un coche eléctrico?

Te contamos cómo se calcula la autonomía de un coche eléctrico y las características de los diferentes ciclos de homologación que existen en la actualidad.

Leer más...