Revisar qué coberturas tiene tu seguro del coche es muy recomendable con el paso de los años. Consulta aquí qué hay que tener en cuenta a la hora de cambiarlo.

No hay seguro sin coche. Ni coche sin seguro. Estén en circulación o no, todos los vehículos deben contar con, como mínimo, un seguro a terceros contratado. Por esta razón, resulta muy importante elegir el tipo que mejor se adapte a nuestro coche y circunstancias. Y es que pese a que muchos piensan que el seguro no debe de cambiarse con asiduidad, lo cierto es que, con el paso de los años, es muy recomendable revisar la cobertura de nuestro seguro y adecuarlo a nuestro caso personal. 

 

 

EN ESTE ARTÍCULO ENCONTRARÁS

  1. Cobertura básica de un seguro de coche
  2. Tipos de seguro de coche

Cobertura básica de un seguro de coche

 

Todos los coches matriculados deben de tener, por ley, un seguro contratado. Así lo recoge la legislación española (Real Decreto Legislativo 8/2004): “Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo del que sea titular”.

 

De este modo, da igual que el coche esté aparcado sin circular en un garaje, puesto que también estará obligado a cumplir con este requisito. Si este último caso te afecta, la manera más económica de cumplir con la ley es contratando un seguro de terceros o de responsabilidad civil, que es el más básico de todos y el que cubre el daño causado a otras personas o bienes.

Tipos de seguros de coche

 

A continuación, te vamos a exponer los principales tipos de seguros que hay y cuáles son las características de cada uno. 

 

Seguro a terceros

Como ya hemos mencionado en este artículo, un seguro a terceros es el más simple y básico que se puede contratar a la hora de asegurar nuestro coche. Este tipo sólo suele incluir la responsabilidad civil que, tal y como se especifica en el catálogo de seguros de Hello Auto, se refiere a “la indemnización de los posibles daños corporales o materiales que hubieras causado a terceros como consecuencia de un hecho de circulación”. Esta modalidad es la más contratada por los conductores españoles, al tratarse del más básico y asequible. 

 

En muchas ocasiones, como en el caso de Hello Auto, el seguro a terceros incluye la defensa jurídica, que te cubre en caso de una reclamación por otro conductor, y la asistencia en carretera tras sufrir una avería o accidente. 

 

Seguro a terceros ampliado

El seguro a terceros puede ampliarse también con algunas coberturas como el robo e intento de robo del vehículo, la rotura de lunas o por incendio del vehículo. Este tipo proporciona un seguro más completo, aunque también tendrá un precio mayor. Las coberturas extras cambian según la aseguradora. 

 

Seguro a todo riesgo (con o sin franquicia)

Los seguros a todo riesgo presentan una cobertura completa en caso de algún incidente relacionado con la circulación

Entre los servicios que te ofrecen en este caso de seguros encontramos la indemnización por daños propios, es decir, que te cubren a ti pese a que tú hayas sido el responsable del accidente o incidente en carretera, o las coberturas por actos vandálicos, robo o incendio, entre otras. 

Esta modalidad se divide en dos tipos: con y sin franquicia. En el primer caso, el conductor y asegurado debe asumir una parte del coste (franquicia) del accidente, mientras que, en el segundo, la aseguradora corre con todos los gastos siendo su coste más elevado. 

 

¿Qué tener en cuenta a la hora de cambiar de seguro?

Además del caso mencionado de un vehículo estacionado de manera permanente en un garaje, hay otros factores que pueden condicionar nuestro seguro y, por ende, el dinero que gastemos en su contratación. 

 

Edad del conductor

Lo primero que hay que destacar es la edad del conductor asegurado, teniendo en cuenta que a menor edad más caro sale un seguro. De este modo, si tienes menos de 25 años, lo más económico será contratar un seguro a terceros o a todos riesgo con franquicia.

 

Antigüedad del vehículo

También se deberá de tener en cuenta si el vehículo es nuevo o no. Si acabas de comprarlo, lo ideal sería contratar un seguro a todo riesgo. Ahora bien, para vehículos antiguos el seguro a terceros resulta más que suficiente. 


Si estás buscando tu seguro ideal y no te decides, desde Hello Auto te invitamos a calcular el precio de tu seguro para así analizar la situación y comprobar qué seguro se adapta más a ti y a tu coche. Piensa que elegir bien no sólo repercutirá en tu bolsillo sino que también lo hará en tu tranquilidad en la carretera.

hello-auto-connect-dispositivo

¡Lo Quiero!

 

 


José María José María
Artículos relacionados:

El seguro de coche más innovador

Cuando contratamos un seguro de coche, surgen numerosas preguntas: ¿Cubrirá este una avería si me quedo tirado en la carretera? ¿Contaría con asistencia sanitaria en caso de accidente? Sin embargo, pocas veces nos preguntamos si habría algo mejor: una forma de evitar todos estos contratiempos gracias al mejor asistente de carretera como parte de un seguro innovador.

Leer más...

¿Tu coche se va a quedar sin batería? Recibe un aviso antes de que ocurra.

Estamos viviendo una época extraña en todos los ámbitos por el COVID-19, y los vehículos no se libran de ello. Que se quede nuestro coche sin batería es una preocupación que nos afecta a todos. Confinados en casa, nuestros coches pueden estar muchos días, incluso semanas sin moverse del garaje o la calle, por lo que la batería se puede descargar.

Leer más...

Localizadores de coche ¿Están tus datos seguros?

¿Te preocupa tu privacidad? Conoce cuáles son las claves para proteger tus datos personales al contratar un asistente de conducción o seguro de coche.

Leer más...