Todos los coches deben tener un seguro que cubra su Responsabilidad Civil. Tener un vehículo sin asegurar puede conllevar una multa de 601 a 3.005 euros.

 

EN ESTE ARTÍCULO ENCONTRARÁS

  1. Si tengo el coche en un garaje privado, ¿por qué tengo que asegurarlo?
  2. ¿Cuándo actúa el Consorcio de Compensación de Seguros?

 

La primera razón es que es la ley la que nos obliga a ello, concretamente el art artículo 2 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, relativo a la "obligación de asegurarse", ya que de conformidad con el apartado 1 del mismo "Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil (...).

La primera consecuencia de no tener concertado un seguro que al menos cubra la responsabilidad civil del propietario, es que esto lleva consigo una sanción de entre 601 y 3.001 Euros, es decir, que en el mejor de los casos, la sanción mínima de 600 Euros que se impone en los casos menos graves, cuando el vehículo está estacionado sin circular y no eres reincidente, implica que la sanción mínima resulta mucho más cara, casi el doble, que contratar un seguro de responsabilidad civil... además el coche quedará inmovilizado al menos un mes si es la primera vez que nos detectan y hasta tres meses si somos reincidentes.

Hablando en términos económicos podemos seguir cuantificando el coste de no tener seguro, y es que hay algo que no todos sabemos: todas la aseguradoras pueden saber si nuestro coche tiene o no seguro en vigor, y si no lo tenemos no nos asegura o lo hacen a un precio considerablemente superior.

Hasta ahora hemos hablado de costes económicos que si bien son altos no tienen porque afectar gravemente a nuestro patrimonio, pero ¿qué ocurre si se produce un siniestro en el cual se ve implicado nuestro vehículo? Un siniestro no es sinónimo de accidente de circulación tal y como entendemos coloquialmente, sino que es un término  más amplio y que abarca gran número de circunstancias.

¿Qué ocurre si nuestro coche debidamente estacionado en un garaje colectivo sale ardiendo, por ejemplo por un cortocircuito, lo cual cada vez es más frecuente debido a que los vehículos cada vez tienen más componentes eléctricos, o por un acto malintencionado de terceros, y las llamas afectan a los coches contiguos o es mas, al propio inmueble donde está estacionado? No hablemos ya de si por desgracias se produce algún fallecimiento o lesión graves. Aquí las consecuencias si que pueden ser más graves, ya que podrían afectar a nuestra economía para siempre. En este supuesto nosotros seríamos los que tendríamos que hacer frente a las consecuencias que se deriven del hecho, como la necesidad de comprar un nuevo vehículo y la reparación de los daños causados tanto materiales como personales.

Si tengo el coche en un garaje privado, ¿por qué tengo que asegurarlo? 

Tampoco esto nos garantiza estar libre de riesgos, ya que puede darse el caso de que desconocidos accedan a nuestra propiedad y prendan fuego al vehículo simplemente por diversión. Esto sin duda movilizará a los bomberos, los cuales una vez realizado su trabajo, si no tenemos seguro nos pasará la factura y podemos asegurar que la tasa de los bomberos en muchas localidades son muy elevadas, en cualquier caso, siempre más caro que mantener un seguro de responsabilidad civil, a esto además hay que añadir la multa que como hemos dicho es al menos de 601 Euros, porque en estos casos lógicamente también acude la policía, la cual detectará que se trata de un vehículo sin seguro.

Si a pesar de las razones expuestas no quieres pagar un seguro a terceros, que como hemos dicho es muy económico, la única opción que te queda es darlo de baja temporal en tráfico, para lo cual basta con presentar el impreso correspondiente en las oficinas (o por internet si dispones de certificado digital) junto a tus datos personales y acreditar que el vehículo ha pasado favorablemente la ITV. Pero recuerda que esto no te exime de asumir la responsabilidad de los daños originados por nuestro coche como hemos dicho antes, solo nos dispensa de contratar el seguro y de pagar la multa, pero seguirás estando obligado a pagar los daños. Hay que tener cuidado porque si utilizamos el vehículo sin seguro y dado de baja en tráfico la multa es muy elevada.

¿Cuándo actúa el Consorcio de Compensación de Seguros?

¡Ojo!, que muchos piensan que el Consorcio se hace cargo de los daños causados por un vehículo sin seguro, ¡así es! pero el consorcio no está para premiar al infractor, está para proteger a las víctimas de los irresponsables que no cumplen con su obligación de asegurar su vehículo. El consorcio pagará a los perjudicados, pero inmediatamente nos reclamará lo abonado, además nos exigirá los intereses y gastos, por lo que al final nos saldrá aún más cargos: multas, daños causados, intereses y gastos.

Lo más seguro, interesante y económicamente más rentable es contratar un seguro como mínimo de responsabilidad civil, y para obtener el seguro más económico, acudir a una compañía como Helloauto, en la que cuanto menos conduces, menos pagas y además ofrece que tu coche esté conectado gracias al Hello Auto Connect, un dispositivo gratis con tu seguro.

 

Hello Auto connect CTA blog

¡Lo Quiero!

 


José María José María
Artículos relacionados: