En la carretera podemos encontrar muchas sorpresas. Pero pocas de ellas se comparan con el sudor frío que supone atravesar un radar. Especialmente si hablamos de radares móviles.


EN ESTE ARTÍCULO ENCONTRARÁS

  1. Cómo funcionan los radares móviles
  2. Radares móviles: Las nuevas estrategias de la DGT 

Cómo funcionan los radares móviles

La presencia de radares en las carreteras nacionales cumple la misión de controlar el exceso de velocidad y concienciar a los conductores a fin de adquirir respetar la normativa. Sin embargo, cuando se trata de analizar los diferentes tipos de radar, los famosos radares móviles son los más temidos. ¿Por qué? Porque este radar se proyecta desde cualquier coche camuflado.

Los radares móviles no solo son temidos por su discreción, sino también por las diferentes técnicas que utilizan para desempeñar su cometido, siendo el sonido uno de sus principales aliados. O, mejor dicho, el conocido como efecto Doppler.

Desconocido para muchos, el efecto Doppler es una técnica utilizada por los radares de velocidad y basada en el sistema de ondas, el cual es capaz de medir la velocidad a través del reconocimiento acústico de un ente que, al acercarse, emitirá un sonido más agudo, mientras que al alejarse se tornará más grave. Este sistema, a su vez, se divide en dos tipos en función de la posición del radar móvil:

    • Electromagnéticos: este tipo de sistema es utilizado especialmente por los coches que se mueven y detectan a otros que les adelantan.
    • De luz: el conocido como radar láser emite diferentes luces a través de coches que se mantienen estáticos. A su vez, este tipo de radar ha derivado en los veloláser, cinemómetros de menos de 50 centímetros instalados en trípodes de fácil montaje y especial ubicación, ya que pueden ser colocados en lugares poco previsibles: desde un quitamiedos a una señal de tráfico sin que el conductor apenas lo perciba.

Radares móviles: Las nuevas estrategias de la DGT

Gracias a su precisión, los veloláser fueron adquiridos por la Dirección General de Tráfico (DGT) a principios de 2018, optimizando la capacidad de detección de aquellos vehículos que incumplen las normativas de velocidad al volante.

Además de ser discretos y efectivos, estos radares móviles son inalámbricos y funcionan de forma autónoma durante un máximo de 5 horas, lo cual permite prescindir de capital humano a la hora de detectar cualquier vehículo.

Una vez instalados, los veloláser detectan las infracciones que se suceden entre los 15 y 50 metros de distancia y en dos carriles diferentes a través de un sistema de detección de la velocidad entre 30 km/h y hasta 250 km/h.

A diferencia de otros sistemas de radar, los cuales arrojan un 7% de margen de error, el de los veloláser alcanza un 5%. Además, suelen utilizarse especialmente en horario matutino y en un 67% de las veces lucen sobre un trípode.

En cualquier caso, las multas por exceso de velocidad impuestas por un control a través de radares móviles siempre dependerán de la presencia de una persona que se encargue de verificar los datos.

El asistente de radares incorporado en Hello Auto Connect, un asistente que podrás disfrutar de forma gratuita si contratas uno de los seguros de Hello Auto, te avisa de los radares en tu ruta para que puedas anteponerte a posibles multas.

 

Grupo 13724

¡Lo Quiero!

 


Nico Gálvez Nico Gálvez
Artículos relacionados: